Latindadd

Justicia Fiscal Todos

Ley de Justicia Tributaria: el futuro de Honduras en juego

  • Honduras avanza en la histórica aprobación de la Ley de Justicia Tributaria (LJT) que busca solucionar el problema de la falta de recursos para financiar sistemas de protección social y la lucha contra la pobreza. Se espera que el Congreso discuta la Ley de Justicia Tributaria en abril del presente año.
  • Las exoneraciones fiscales en Honduras se han convertido en un mecanismo de concentración de riqueza y de socavamiento del Estado: el 92 % de las exoneraciones se concentra en el 10 % de las empresas más ricas, dejando apenas un 8 % de estos beneficios para el 90 % de las empresas restantes; el Gobierno dejó de recaudar 455 mil millones de lempiras entre junio de 2009 y diciembre de 2022 por las exoneraciones fiscales.

En Honduras se viene discutiendo la aprobación de la Ley de Justicia Tributaria (LJT), una reforma histórica que plantea una salida realista a un problema urgente y estructural en el país centroamericano: la falta de recursos para financiar sistemas de protección social que garanticen la lucha contra la pobreza y la desigualdad, así como el acceso a derechos humanos para todos y todas.


Es por eso, que el Foro Social de la Deuda externa y Desarrollo de Honduras (FOSDEH), la Red Latinoamericana por Justicia Económica y Social, Latindadd y la Red de Justicia Fiscal de América Latina y El Caribe (RJF-ALC), en coordinación con el Servicio de Administración de Rentas de Honduras (SAR), la Secretaría de Planificación Estratégica de Honduras (SPE) y la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), concretaron la presencia de una delegación internacional de especialistas para un intercambio técnico de conocimientos y experiencias sobre reformas tributarias progresivas en la región.


El objetivo de la delegación de especialistas internacionales, fue enriquecer el debate y aportar a la promoción de una Ley de Justicia Tributaria progresiva y justa. Es decir, que transforme el sistema tributario hondureño regresivo, que recauda desproporcionadamente, de quienes menos ingresos tienen mientras beneficia a quienes más ingresos y riqueza poseen. Pero al mismo tiempo, no recauda lo suficiente como para atender las necesidades del pueblo hondureño.

El Ministro del Servicio de Administración de Rentas de Honduras (SAR), Christian Duarte, señala algunos datos alarmantes sobre el sistema tributario hondureño: “Mientras el 10% más pobre paga el 50% de sus ingresos en impuestos, el 10% más rico, apenas el 19%. Pero, aún más preocupante es que las 10 familias más ricas pagan solo el 0.03%. Entonces: ¿Quién paga los impuestos en este país? Evidentemente, los más pobres. Es por eso que la Ley de Justicia Tributaria es tan urgente y ha sido discutida por todo el país hace más de un año. Sin embargo, las élites de Honduras, se oponen”. El sistema tributario hondureño es profundamente desigual y, sobre todo, no recauda lo suficiente, desatendiendo las enormes carencias de una población que, según Naciones Unidas, tiene un 39% en necesidad humanitaria.

En palabras de Jorge Coronado (Costa Rica), especialista en temas tributarios de Latindadd, “la Ley de Justicia Tributaria tiene por propósito modificar el régimen histórico de exoneraciones o privilegios fiscales, que es el más oneroso de América Latina y El Caribe. Su impacto es dramático en un país con altos niveles de pobreza, con necesidad de financiamiento de políticas públicas para la inclusión social”. El SAR señala que las exoneraciones fiscales en Honduras se han convertido en un mecanismo de concentración de riqueza: el 92 % de las exoneraciones se concentra en el 10 % de las empresas más ricas, dejando apenas un 8 % de estos beneficios para el 90 % de las empresas restantes. Agrega que el Gobierno dejó de recaudar 455 mil millones de lempiras entre junio de 2009 y diciembre de 2022 por las exoneraciones fiscales.


Miguel Ángel Rodríguez (Colombia), especialista de la RJF-ALC, señala que “Honduras tiene fallas estructurales en su sistema tributario: recauda poco respecto de lo que produce. Pero, además de recaudar poco, recauda mal, porque lo hace de forma regresiva. Es decir, recaudando mediante impuestos indirectos y privilegiando a las clases altas. Pero también tiene muchas fugas: evasión, elusión y en general los flujos financieros ilícitos”.
Para el especialista de FOSDEH, Rodulio Perdomo (Honduras): “La LJT representa el primer acto de justicia en los últimos 50 años, en el sentido de generar una medida que permita gradualmente que los grupos sociales de menores ingresos paguen, de manera proporcional, lo que pagan las clases sociales de mayores privilegios”. En este sentido, la LJT busca corregir la regresividad del sistema tributario hondureño, terminar con el sistema de exoneraciones o privilegios fiscales que lleva más de 80 años beneficiando a un grupo reducido de empresas, así como combatir los flujos financieros ilícitos, como la elusión y la evasión fiscal.


Pablo Ferreri (Uruguay), Ex Vice Ministro de Hacienda de Uruguay y actual miembro del Subcomité de Impuestos a las riquezas de Comité Fiscal de Naciones Unidas, señala sobre el sistema tributario hondureño que «uno espera que después del cobro de impuestos, la desigualdad disminuya. En Honduras, la desigualdad después del cobro de impuestos, aumenta. Además de ser injusto, no se obtienen los recursos necesarios para proveer a la ciudadanía de las necesidades básicas, por ejemplo de vivienda, educación, salud y seguridad».


Además, las actividades contaron con la especialista de alto nivel: Victoria Brooks Gass, experta en Políticas de América Central y Estados Unidos de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), quien puso énfasis en la necesidad de vincular la LJT con el tejido social hondureño, sus necesidades y prioridades: «La LJT puede garantizar el desarrollo
del país si se vincula a los objetivos de bienestar de los pueblos». Las actividades se realizaron entre los días 13 y 14 de marzo en
Tegucigalpa, Honduras, y se lograron importantes resultados tanto a nivel técnico como a nivel de opinión pública.

Descarga aquí el Boletín con las actividades realizadas en Honduras