Latindadd

Canje de deuda en Galápagos: un año sin inversión en naturaleza

El presente análisis, impulsado por la Red Latinoamericana por Justicia Económica y Social – LATINDADD, en coordinación con sus organizaciones miembro en Ecuador, el Centro de Derechos Económicos y Sociales (CDES) y Jubileo 2000 Red Ecuador, junto con expertos nacionales e internacionales, detalla las serias limitaciones en relación al seguimiento y cumplimiento de los compromisos asumidos en el acuerdo, sumado a la poca transparencia y rendición de cuentas respecto a los resultados, así como la poca claridad en cuanto a los posibles riesgos fiscales para Ecuador.

Read in English here

Descripción

A un año de realizada la operación de canje de deuda por naturaleza en Ecuador, el caso Galápagos deja lecciones iniciales que resaltan los desafíos y oportunidades de la  conversión de deuda como instrumento financiero. A pesar de la vertiginosa promoción de los canjes de deuda por clima y la cada vez mayor atención puesta en las esferas internacionales por el uso de estos mecanismos, hay poca evidencia de su efectividad y eficiencia.

El pasado 9 de mayo de 2023 el BID anunció una operación de canje de deuda que fue declarada como la “conversión de deuda por naturaleza más grande del mundo con el apoyo del BID y la DFC”. Previo a ello, en abril del año pasado, se anunció en Europa que el banco Credit Suisse había comprado en efectivo bonos de deuda ecuatorianos.

Tras el anuncio, el BID extendió una garantía de US$ 85 millones para respaldar la sostenibilidad del acuerdo de deuda durante 18,5 años, esto con miras a movilizar contribuciones filantrópicas y privadas adicionales a un programa de ajuste estructural para garantizar la protección perpetua de los ecosistemas marinos de Galápagos.

Ecuador se ha convertido en un mal ejemplo para otros países al no adoptar las mejores prácticas de gobernanza y ESG. La evaluación de expertos y organizaciones independientes lanzada por Latindadd, hace un fuerte llamado a reformar el modelo para fomentar la colaboración entre diferentes sectores y actores. Los inversores deben analizar el desempeño observado para comprender los riesgos reputacionales y otros riesgos materiales ESG que podrían asociarse a los bonos vinculados a la conservación emitidos utilizando el modelo actual.

Este informe provee evidencia inicial que respalda las preocupaciones reportadas por Latindadd sobre la conveniencia de los canjes de deuda por clima. Esta evaluación inicial indica áreas específicas donde se deben resolver las amenazas a la gobernabilidad democrática, la transparencia y la rendición de cuentas.

Ganadores y perdedores de los bonos azules. Se esperaba que el canje inicial marcase una ruta para la “carrera internacional hacia la transición a la economía azul”, pero aún con el gran despliegue mediático que hicieron los partidarios del acuerdo de Galápagos, hasta la fecha no han habido ni compromisos ni desembolsos internacionales adicionales.

De acuerdo al análisis efectuado por investigadores del Observatorio Ecuatoriano de Política Fiscal, el nuevo préstamo otorgado a Ecuador tiene una tasa de interés más alta que los llamados “bonos basura” (que tenían una tasa de interés con incremento anual de hasta 6,9 %), a los que reemplaza la emisión de bonos azules. Respecto a los bonos azules (GPS BLUE), al dividir el pago de intereses anual de $64,5 millones, por el monto de $656 millones de dichos bonos, se obtiene la tasa de interés de 9,83 %. Esto a pesar de contar con garantías del BID y del DFC de Estados Unidos. Una operación anterior del gobierno ecuatoriano de USD 400 millones respaldada por la garantía del BID para el programa de vivienda social tiene una tasa de interés del 7,25 %.

Este anunciado canje de deuda marcó un hito y despertó gran interés para operaciones de deuda por acción climática respaldadas por instituciones financieras internacionales, incluido un anuncio hecho en la COP28 (Dubai, diciembre de 2023). Esto incluye el liderazgo del BID entre los bancos multilaterales por promover conversiones de deuda por naturaleza, trabajando con cogarantes y socios para entregar hasta USD 2 mil millones para resultados de conservación en los próximos cinco años. 

¿Cómo se definió este instrumento? Cinco factores fueron claves para lograr esta transacción calificada como “histórica”, según artículo del mismo tono del Foro Económico Mundial[ii]: academia, colaboración, consenso, modelo de financiamiento innovador y liderazgo gubernamental. Sin embargo, una reciente evaluación solicitada por Latindadd a expertos ecuatorianos y organizaciones nacionales, arroja luz sobre un resultado de evaluación más sincero. Aunque se prestó mucha atención a la escala y en el supuesto impacto en los pagos del servicio de la deuda aliviados (aproximadamente $450 millones) que se dirigirán al Galápagos Life Fund, las condicionalidades de la garantía del BID no recibieron mucha atención. Tenía diferentes objetivos, entre ellos:

Objetivo específico de desarrollo: Fortalecer el marco institucional para apoyar las finanzas sostenibles y la gestión adecuada del capital natural.
1. Declarar Reserva Marina el área denominada Hermandad (60.000 km2) ubicada en la Zona Económica Exclusiva del Ecuador.  2. Desarrollar y actualizar los límites de la reserva marina mediante Acuerdo Ministerial.  3. Elaborar un Plan de Manejo de la Reserva Marina siguiendo las mejores prácticas e incluyendo: (i) el diálogo de los principales actores económicos y sociales; y (ii) el costo de implementación.  4. Validación de un Fondo de Conservación para la protección de la Reserva Marina siguiendo las mejores prácticas en términos de gobernanza, estándares ESG y mandato.  5. Aprobación del proyecto de reglamento operativo del Fondo de Conservación, incluyendo: (i) mecanismos de asignación de fondos; (ii) mecanismos de designación y cambio de directores; y (iii) lineamientos de inversión.  6. Plan de capacitación del Ministerio del Ambiente y/o Ministerio de Economía y Finanzas en gobernanza del Fondo de Conservación.

Estas condicionalidades fueron trazadas por el BID un año antes (18-7-2022) en un proyecto titulado “Programa de Desarrollo Sostenible y Biodiversidad en Ecuador”. ¿Cómo se logró este acuerdo?

 Reclamo inicialRealidad observada
Participación de la academiaA través de la investigación y la ciencia, la academia aportó datos y argumentos sólidos para respaldar la decisión.Nacional y la academia internacional advierten de los riesgos en materia de soberanía nacional, altos costos e incertidumbre sobre la efectividad del acuerdo.
Trabajo colaborativoInvolucrando a la sociedad civil, sectores productivos, gobiernos locales, ONG, el sector financiero, así como instituciones de países en desarrollo y desarrollados.Más de 260 organizaciones, académicos, defensores del medio ambiente y analistas de la sociedad civil que trabajan en temas de deuda y justicia climática en diferentes países y regiones alrededor del mundo señalaron los riesgos potenciales del canje de deuda por naturaleza que involucra las reservas de las Islas Galápagos de Ecuador.
ConsensoEcuador tiene la flota pesquera más grande del Pacífico Tropical Oriental. Por ello, el sector pesquero jugó un papel clave en este hito. Ecuador demostró madurez en términos de sostenibilidad, transmitiendo un poderoso mensaje sobre la importancia de la sostenibilidad pesquera global.La principal amenaza para la Reserva Marina Hermandad siguen siendo las flotas pesqueras internacionales que no formaban parte del acuerdo. Además, Galápagos enfrenta graves riesgos por el narcotráfico, turismo y gestión de residuos. La prioridad del Fondo de Conservación es el monitoreo y la vigilancia.
Recursos financieros perpetuos para la conservaciónUn mecanismo innovador que fue crucial para este acuerdo internacional en la obtención de recursos para la protección de la biodiversidad.No hay evidencia de recursos adicionales movilizados o inversiones resultantes para la protección de la biodiversidad.
LiderazgoLa participación del gobierno de Ecuador fue esencialLos préstamos basados ​​en políticas del BID fueron el principal motor