Latindadd

Todos

La importancia de una red como Latindadd

Es un “gana-gana” en dos niveles, tanto para las organizaciones que la integran, como para la propria red

Nathalie Beghin[1]

Frecuentemente nos preguntan cuál es el valor agregado de participar de una red o actor colectivo de la sociedad civil. La respuesta, como se pueden imaginar, depende de la red. En el caso de Latindadd – Red Latinoamericana por Justicia Económica y Social, con más de veinte años de creación, no hay duda de que los beneficios son múltiples, tanto para nuestras organizaciones-miembro como para la propia red. Aquí, algunos argumentos que explican estas ventajas.

Las organizaciones que integramos Latindadd, ganamos porque:

  1. Nos ofrece una mirada más amplia en los campos programáticos en los que actuamos. Una pintura grande, de lo global y regional a lo nacional, además desde una perspectiva de sociedad civil. Ninguna otra organización hace eso en la región. En Brasil, por ejemplo, el problema de la deuda es distinto al de los demás países de América Latina y el Caribe. Gracias a Latindadd tenemos una mejor compresión de los múltiples desafíos que trae la deuda.
  • En esta red internacional, nos actualizamos sobre los principales debates que ocurren en la región y el mundo como las negociaciones climáticas. Es el caso de la problemática del financiamiento climático y las alternativas regionales y nacionales que tenemos.
  • Latindadd nos da más fuerza y peso como organizaciones. Cuando hablamos con nuestros gobiernos en nombre de la red, el impacto de nuestra demanda es mayor. Ayer, por ejemplo, participé en una reunión en la presidencia de la república y afirme que como Inesc, Red de Justicia Fiscal y Latindadd, entendemos que es importante que Brasil participe de la I Cumbre Ministerial sobre Cooperación Tributación que convoca el gobierno colombiano.

Gana Latindadd porque:

  1. Se hace más fuerte y legítima al representar a un conjunto de organizaciones. Aumenta su capacidad de influencia, como cuando defiende en el marco de la Organización de Naciones Unidas (ONU) una convención global para la tributación. Puede hablar en nombre de una región y no solo de una organización.
  • Es capaz de producir informaciones contextualizadas que expresan la diversidad de América Latina. Eso también aumenta su poder de influencia y legitimidad.
  • Es una red dinámica y flexible, capaz de incorporar nuevos temas, como pasó con la creación del área de Economías Transformadoras en 2021, antes Grupo de Trabajo de Economías Alternativas, cuyos debates y diálogos con organizaciones indígenas, feministas y sindicales derivaron en la modificación del propio nombre de la red, que antes llevaba la palabra “desarrollo” en su descripción. Ese concepto fue problematizado en Latindadd desde 2015[2]. Luego, la interacción virtual con el campo feminista en 2020[3], modificó lo “alternativo” por lo “transformador” poniendo énfasis en la acción política.

Estos argumentos explican porque Latindadd ha venido consolidándose como el principal referente de la sociedad civil en América Latina y el Caribe en temas económicos y sociales.

El gran reto para los próximos tiempos será mantener el delicado equilibrio entre ser una red protagonista y no alejarse de sus miembros.

Como dirigente de Inesc y copresidenta de Latindadd tengo mucho orgullo de hacer parte de esta importante proceso regional.


NOTAS:
*
Este texto está basado en las palabras de inicio de la copresidenta de Latindadd para el periodo (2022-2024), Dra. Nathalie Beghin y fue enriquecido con datos históricos de Latindadd proporcionados por el coordinador general de la red, Carlos Bedoya.

[1] Brasileña, economista por la Université Libre de Bruxelles (ULB), con maestría y doctorado en Políticas Sociales por la Universidad de Brasilia (UnB). Actuó como asesora del presidente del Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición (Inan), Brasil. Fue investigadora del Programa de Estudios del Hambre, del Núcleo de Estudios en Salud Publica de la Universidad de Brasilia; y del Instituto de Investigación Económica Aplicada (Ipea) en las áreas de combate al hambre y a la pobreza, alimentación y nutrición, seguridad alimentaria y nutricional, desigualdad racial y acción social de las empresas. Ocupó el cargo de asesora del Representante del BID en Brasil y trabajó para Oxfam Internacional en Brasil. En 2011, participó del programa Brasil Sin Miseria, programa social prioritario de la presidenta Dilma Rousseff. Entre 2012 y 2022 ocupó el cargo de Coordinadora de la Asesoría Política de Inesc y desde enero de 2023 es del Colegiado de Dirección de Inesc.

[2] Latindadd cambio su descripción de “red latinoamericana sobre deuda, desarrollo y derechos” a “red latinoamericana por justicia económica y social”. Esto se oficializó en la Asamblea General realizada en México en marzo del 2019, después de que la propuesta empezará a ganar consenso en 2017, en el marco de un evento del entonces Grupo de Trabajo de Economías Alternativas en San Salvador, El Salvador, Centroamérica.

[3] Fue a propósito del I Curso Virtual de Economía Feminista, que nuestra compañera Patricia Amat de la Red de Mujeres Transformando la Economía (REMTE) e integrante de la Asamblea de la Asociación Civil Latindadd (persona jurídica de la red en Perú) propuso este cambio de perspectiva.