Latindadd

Justicia Fiscal

Vencer pobreza y desigualdad en América Latina y el Caribe requiere nuevo pacto fiscal

Evasión y elusión fiscal de las grandes corporaciones desangran la región y frenan su desarrollo.

Una alta concentración de los ingresos en manos de pocas personas, la ausencia de impuestos a las grandes riquezas y a las ganancias de capital, elevados índices de informalidad en el mercado laboral, sistemas tributarios regresivos, entre otros problemas más, impiden que América Latina y el Caribe logre reducir la desigualdad y los niveles de pobreza.

Luis Moreno, economista y coordinador del área de Justicia Fiscal de la Red Latinoamericana por Justicia Económica y Social (Latindadd) advirtió que estos factores son comunes en la mayoría de sistemas tributarios de los países de la región, configurando esquemas en los que la población menos favorecida es la que carga la mayor parte de la presión tributaria.

“Uno de los problemas principales es que los Estados no pueden recaudar todo lo que deberían. Los mecanismos de evasión y elusión tributaria que ponen en marcha las grandes corporaciones y riquezas desfinancian las arcas públicas y conlleva diversas consecuencias para los estados, como la imposibilidad de brindar servicios públicos de calidad y de protección social, de implementar mecanismos para proteger nuestro medioambiente y así reducir la desigualdad económica y social, y contrarrestar el incremento en los niveles de la pobreza, entre otros”, precisó el especialista.

Para enfrentar estos problemas comunes los países de América Latina y el Caribe precisan de un nuevo pacto fiscal, que impulse la cooperación regional que ponga fin a la carrera a la baja que se pone en marcha con la excusa de atraer inversión extranjera. Este pacto, además, deberá orientarse a eliminar los beneficios tributarios que resultan incoherentes con los objetivos globales de inclusión y sostenibilidad.
“América Latina y el Caribe pierde cada año alrededor del equivalente a 5.6% del producto bruto interno como consecuencia de evasión y elusión tributaria, un poco más de US $300 mil millones. Este dinero podría ayudar a fortalecer los servicios públicos, hacerlos universales y garantizar la calidad de los mismos. Ayudaría a cerrar las brechas de desigualdad y combatir la pobreza y el hambre”, detalló Moreno.

“Esto es lo que esperamos que se concrete en la próxima ´Cumbre de Latinoamérica y el Caribe para una tributación global incluyente, sostenible y equitativa´. Las organizaciones de la sociedad civil instamos a los ministros de Hacienda y de Economía que asistirán a esta reunión a concretar el inicio de un nuevo pacto fiscal para construir una tributación global incluyente, sostenible y equitativa”, precisó el representante de Latindadd.

La Cumbre ministerial fue convocada por el Gobierno de Colombia, y tuvo el respaldo de los gobiernos de Brasil y Chile. Esta cita se llevará a cabo los días 27 y 28 de julio en la ciudad de Cartagena, Colombia, y se espera la asistencia de los representantes ministeriales de los países de la región.

La sociedad civil tendrá un espacio de participación en las actividades oficiales, y estará representada por un miembro de Latindadd, así como por integrantes del Grupo Motor que viene impulsando acciones de incidencia en este espacio y está conformado por: OXFAM; ICRICT; Red de Justicia Fiscal de América Latina y el Caribe; Iniciativa Global por derechos económicos, sociales y culturales; Red de Trabajo Fiscal; Latindadd; y la Tax Justice Network.