Latindadd

Justicia Fiscal

Naciones Unidas: aprueban guía para fijar impuestos a la riqueza

Luego de varios años de trabajo, se logró la aprobación de una guía práctica sobre diseños de políticas y herramientas técnicas para la puesta en marcha de un impuesto a la riqueza, que sirva de manera especial a los países en desarrollo. Esto se consiguió gracias a la labor de los integrantes del Comité Tributario de Naciones Unidas, liderado por los miembros del Subcomité de Impuestos a la Riqueza y la Solidaridad, en el marco de la 28va Sesión del Comité de Expertos de la ONU sobre Cooperación Internacional en Cuestiones Fiscales[1] realizada durante la semana del 19 al 22 de marzo, en la sede de Naciones Unidas en Nueva York.

Las delegaciones de países de América Latina presentes fueron Brasil, Colombia y Honduras. Solo Brasil y Colombia dieron su endoso a la propuesta. Colombia, que saludó el trabajo del Subcomité, mencionó que, para que este tipo de impuestos funcione, se requiere impulsar una articulación entre países que logre un mayor impacto; asimismo, la delegación de Brasil,  que también apoyó y valoró el trabajo del Subcomité, remarcó que bajo su actual liderazgo en la presidencia del G20, han presentado una propuesta para implementar un impuesto al patrimonio, siendo este tipo de propuesta y guía, de mucha utilidad para lograr los fines establecidos.

Asimismo, destacó la participación de los miembros de países en desarrollo del Comité, quienes mostraron la importancia de avanzar y presionar para que los países del sur global puedan hacerse de herramientas técnicas y políticas a la hora de impulsar reformas: como la fijación de un impuesto a la riqueza.

Las reuniones tuvieron lugar en la sede de NNUU en la ciudad de New York, EEUU.

Respecto al contenido de la guía, hubo un importante consenso en su aprobación, salvo en el nombre, y se acordó reemplazar “Modelo” por “Guía”, por sugerencia y presión de diversos delegados, principalmente de países centrales. 

Pablo Ferreri, miembro del Subcomité de impuestos a la riqueza de NNUU, señaló que “las sesiones de los subcomités, en particular el de Tributación a la riqueza e Impuestos solidarios, avanzó con la definición de una guía práctica para la tributación a la riqueza. Donde se toman en cuenta la tributación a las rentas de capital a los patrimonios y una idea general para avanzar a un impuesto a la riqueza neta. Todos estos aspectos se concentran en una guía que pondrá énfasis en los países en desarrollo. Creemos que esta puede ser una herramienta muy importante para estos países que muchas veces no tienen todas las capacidades técnicas para avanzar por sí solos, por lo tanto esta herramienta, estimada para fines de año, creemos que será un salto de calidad muy importante para avanzar en esta materia”.

Luis Moreno, Director de Tributación Internacional de Latindadd, quien participó de las reuniones, señaló que “este es un momento crucial en la agenda de la tributación global pues se requiere impulsar propuestas para que las grandes riquezas —que siguen viendo crecer sus ganancias exponencialmente—, aporten de manera efectiva y justa. Esto, en un contexto donde las brechas de las desigualdades se siguen ampliando y donde se requiere recuperar ingresos tributarios que ayuden al fortalecimiento de los países para el financiamiento de sus políticas públicas orientadas a la mejora y ampliación de los sistemas de protección social, los servicios públicos y cerrar brechas de desigualdad”. 

Hubo consenso respecto a avanzar hacia un impuesto a la riqueza. Pablo Ferreri, pone énfasis en que “hubo una coincidencia muy importante en cuanto a avanzar en gravar más a aquellos que más tienen. Las discusiones se daban más en cuanto a cómo y cuanto gravarlos, pero hubo casi unanimidad en cuanto a la necesidad de avanzar en esta materia: tener sistemas tributarios más justos, más solidarios y que a su vez recauden los recursos necesarios para financiar la vida en sociedad proveyendo bienes y servicios públicos de calidad para todos. Generando igualdad de oportunidades”.