Latindadd

¿Financiar el desarrollo?

Este informe resume la investigación llevada a cabo en nueve países seleccionados, así como un análisis de la situación mundial en lo que respecta a la gestión de la deuda, la movilización de recursos domésticos y los flujos financieros ilícitos.

Ha sido coordinado por la European Network on Debt and Development (Eurodad) en cooperación con sus socios ActionAid Bangladesh, Asian Peoples’ Movement on Debt and Development (APMDD), Centro de Derechos Económicos y Sociales (CDES) (Ecuador), Jubilee Caribbean, Jesuit Center for Theological Reflection (JCTR) (Zambia), Oxfam Marruecos, Red Latinoamericana por Justicia Económica y Social (LATINDADD), Tax Justice Network Africa (TJN-A).

Read in English here

Descripción

A mediados de 2025 los gobiernos del mundo se reunirán en España para la 4ª Cumbre de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre el Financiamiento para el Desarrollo (FpD). Esta reunión, que se lleva a cabo poco más de 20 años después de la primera Cumbre sobre el FpD celebrada en Monterrey, México, en marzo de 2022, será un momento clave para evaluar la equidad y la eficiencia de la gobernanza económica mundial, y para que los líderes mundiales aborden los problemas y desafíos sistémicos subyacentes. Con esto en mente, ya es hora de preguntarse: ¿Cómo va el financiamiento para el desarrollo? En este informe evaluamos la situación con un enfoque específico en la gestión de la deuda, la movilización de recursos domésticos y los flujos financieros ilícitos.

Existen vínculos directos entre el nivel de recursos públicos disponibles de los Estados y la capacidad de los países para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y las metas ambientales mundiales, así como sus obligaciones en materia de derechos humanos, incluidas las relacionadas con la igualdad de género y los derechos de las mujeres.

Los investigadores han advertido que, tras la pandemia de Covid-19 el mundo enfrenta ahora una posible “pandemia de austeridad”, ya que los gobiernos de todo el mundo están recortando los presupuestos públicos a gran escala. De hecho, las proyecciones han mostrado que el 85% de la población mundial podría verse afectada por los recortes presupuestarios públicos en los próximos años.

En el centro de este problema hay una falla sistémica en la gobernanza económica mundial. Esto incluye la falta de un sistema mundial justo, eficaz e inclusivo para abordar factores clave, tales como los desafíos de la deuda soberana y la evasión fiscal internacional por parte de personas y empresas adineradas. Como resultado, la disponibilidad de recursos públicos nacionales se ve erosionada por los altos costos de los pagos de la deuda soberana o por los flujos financieros ilícitos a gran escala.