Latindadd

Nueva Arquitectura Financiera

Frenar crisis climática no debe generar más endeudamiento en países del sur global

  • El 81% del financiamiento climático público que llega a Latinoamérica y el Caribe para proyectos de mitigación y adaptación está siendo canalizado a través de préstamos que incrementan el nivel de deuda, advierte estudio de LATINDADD.

La actual arquitectura internacional para el financiamiento climático sigue respondiendo a un sistema neocolonial, injusto y poco democrático, lo que demanda, entre otras cosas, reconocer la estrecha relación que existe entre deuda y crisis climática. Además, los países del norte global, principales responsables de la histórica deuda climática y ecológica, deben cumplir sus compromisos climáticos y de movilización de financiamiento sin generar más endeudamiento en el sur global, y dejar de invertir en la industria de combustibles fósiles, según señala el informe “Crisis climática, deuda y recuperación en un contexto de crisis múltiple”.

Otro punto que destaca el informe es que los países del norte global deben reorientar sus millonarios gastos en armamento hacia la atención de la crisis climática y para la Agenda 2030, pues de no hacerlo desperdiciarían la última oportunidad que tiene la humanidad para atender esta crisis y evitar así la sexta extinción masiva de especies.

Será necesario también poner en marcha nuevas soluciones ágiles y que no generen deuda para movilizar la cantidad de recursos necesarios en función a los requerimientos financieros reales de los países “en desarrollo”, que se valorizan entre 5.8 a 5.9 billones de dólares hasta 2030, teniendo en cuenta que, por ejemplo, los países de la región son responsables solo del 11% de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), sin embargo, son altamente vulnerables a los impactos negativos que estos generan: sequías, inundaciones causadas por cambios en los patrones de lluvia, propagación de enfermedades como el dengue y la malaria, entre otros, según advierte el reporte de la Red Latinoamericana por Justicia Económica y Social – LATINDADD.

RELACIÓN ENTRE DEUDA Y CRISIS CLIMÁTICA

A nivel global, en 2020 el 72% del financiamiento climático público fue canalizado a través de préstamos con altos intereses, algo que en América Latina y el Caribe incluso alcanzó el 81%. Asimismo, este tipo de financiamiento que recibe la región se destina a proyectos de mitigación (76%), cuando una prioridad en el sur global debería ser la adaptación (que solo recibe el 18%), y para la cual el principal mecanismo también fueron los préstamos (61%). Por otro lado, la crisis climática está generando millonarios daños y pérdidas que, ante la ausencia de recursos fiscales en los países del sur global, deben ser cubiertos con más deuda.

Las medidas y compromisos internacionales establecidos para combatir la crisis climática son insuficientes y en materia de financiamiento climático han sido incumplidos, según advierte el informe de LATINDADD. La gran mayoría de las soluciones o alternativas de recuperación a la crisis económica para atender los crecientes problemas de endeudamiento, así como los efectos negativos de la crisis climática, están fuera del espacio de negociaciones en el marco de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) y deben ser consideradas en otras instancias bajo el paraguas de Naciones Unidas, y promovidas desde los movimientos de sociedad civil y a través de gobiernos del sur global, comentó la investigadora, quien también afirmó que “no hay justicia climática sin justicia de deuda”, como establece el eslogan de una campaña global de la que LATINDADD forma parte.

RECUPERACIÓN ECONÓMICA EN MEDIO DE CRISIS MÚLTIPLE

El proceso de recuperación económica post pandemia en América Latina y el Caribe no está siendo bien aprovechado, pues a la fecha incrementó la brecha de desigualdad entre ricos y pobres con un impacto negativo principalmente sobre las mujeres, familias de escasos recursos, comunidades indígenas, sector informal, entre otros. Asimismo, las inversiones y el gasto público fueron orientados principalmente hacia sectores extractivos y altamente contaminantes que aceleraron la crisis climática en lugar de atenderla, según señala el informe “Crisis climática, deuda y recuperación en un contexto de crisis múltiple”.

“Ante un contexto de crisis múltiple, el proceso de recuperación sigue siendo una oportunidad de transformación que debe ser abordado de manera integral y sistémica, y con mirada de largo plazo, para implementar medidas y reformas urgentes que permitan resolver los problemas económicos, sociales y ambientales, promoviendo la justicia y poniendo la vida al centro de las decisiones”, afirmó Carola Mejía, especialista en financiamiento climático de LATINDADD e investigadora a cargo del reporte.

La Red Latinoamericana por Justicia Económica y Social – LATINDADD agrupa a 23 organizaciones de 13 países de América Latina y trabaja sobre los temas de justicia fiscal, nueva arquitectura financiera global y economías transformadoras.